verano

PREFACIO

Por los siglos de los siglos la religión ha influido en nuestra manera de pensar, actuar y desarrollarnos. Décadas de incontable tiniebla se han cernido sobre lo que hoy se consideran pilares fundamentales de nuestro estado de bienestar, el cual se debe en muy cierta parte por los avances en el campo de la medicina y la tecnología.

Toda opresión cultural prolongada en el tiempo tiene como consecuencia directa la formación de raíces que llegan hasta lo más profundo de la sociedad; desde jerarquía y distribución de poderes estatales hasta control de la información. No es casualidad que en un occidente dominado casi en su plenitud por la derecha neoliberal el control de la información sea algo de lo que debamos preocuparnos; y lo que debería ser internet, una ventana al mundo de la información libre se ha convertido en el patio de recreo de fantoches al mando de poderes económicos.
Fácil es pensar que cuando uno habla de élites económicas controlando lo que sabemos y lo que no vengan a nuestros más conspiranoicos pensamientos reuniones secretas del Club Bilderberg; la realidad, es más sencilla y a su vez más ostensible.

CONOCE LOS LOBBIES

Bruselas, capital Europea de la burocracia moderna y sede del Parlamento Europeo tiene, sin ir más lejos,  a su disposición despachos con eurodiputados con las puertas abiertas a reuniones con grandes empresas.


Uno debería pensar que toda gestión y tratado entre una corporación y un agente con alta capacidad de influencia y gran responsabilidad civil tendría que estar regulada por una normativa que limitase, o en su defecto, mostrase al público general como los intereses propios de unos pocos nos pueden afectar a las masas. La realidad es que hasta en países pobres de Europa los lobbies no solo pueden tener reuniones libremente con el gobierno, sino que estos consiguen salirse con la suya, llegando a vendernos agua con azúcar en farmacias.

Cabe pensar dado los hechos, que en el mundo de la alimentación la situación es bastante similar, y la ineptitud de las autoridades ha quedado probada en:

  • 1 Suplementos cargados con esteroides en secreto en el mercado.
  • 2 Las compañías de suplementación tienen permitido listar ingredientes pero no cantidad de los mismos si estos se encuentran dentro de un combinado de marca registrada.
  • 3 El ácido aspártico, que luego se demostró que era un mojón de suplemento el cual no solo no tenía ningún efecto positivo en efecto deportivo ni salud, y además tenía efectos negativos en la testosterona. *Glup*, vaia, vaia no me lo esperaba sosio.

Con todo este panorama apocalíptico, el azúcar, ha sido tildado de Lucifer y perseguido por una legión de nutricionistas pseudocientíficos, fanáticos de dietas bajas en carbohidratos y entrenadores personales (si, de esos que necesitan un entrenador personal).

¿Es entonces el azúcar el elefante en la habitación o el monstruo del armario que solo existe si creemos en el?

Veamos…

Evidencia epidemiológica

*Coff* El azúcar se compone de fructosa y glucosa y la peña y tu cuñao se piensan que es Lucifer, engorda y el culpable de que Daenerys vaya a morir en el quinto capítulo de la próxima temporada de juego de tronos…Spoiler Alert… Cierro, *Coff*.

Hay bastantes estudios relacionando la fructosa con diabetes, altos niveles de grasa corporal y obesidad (1,2), pero estos son evidencia epidemiológica. Para los que hablamos Españolo; si yo digo que la gente que cena pizza tres veces a la semana está menos sana que la que no toca nada procesado, y que por lo tanto la pizza es mala; la epidemiología me daría la razón.

Pero yo amo la pizza y tu también, y ambos sabemos que hay mil factores que influyen en la vida de la población como para poder sacar pruebas determinantes (en este caso) de la estadística poblacional.

Mirad… la recopilación de estos datos intenta aislar la variable la cual se intenta analizar en muchos casos, por ejemplo si investigan si el tabaco aumenta el riesgo de cáncer de colon pues en los datos intentarán evitar gente cuyo historial familiar haya tenido este tipo de cáncer. No todas las variables son controladas y es de sentido común que la gente que consume grandes cantidades de azúcar (un saludo a todos mis chicos en déficit) lleve un estilo de vida sedentario, se pegue atracones de comida y demás historias.


DATOS

*Explicaciónrapidanecesariadecomoasimilamosfructosa

  1. Entre el 32 y el 82% se oxida tras 6h de ingestión
  2. 22-56% se convierte a glucosa para uso de energía
  3. Parte se convierte a triglicéridos VLDL (Colesterol), solo 0,10%-+5

De estos puntos, el que más genera controversia es el tres.
El mayor problema es que cuando vemos un estudio lo que más importa es el contexto y las variables como ha mostrado con la epidemiología.


Nuestro varón hipotético Daniel de 85 kg va a ser uno más de los estudios citados a continuación para que veais que pasa:

En este, Daniel hubiera necesitado más de 130 gramos de fructosa directa para mostrar una ligera acumulación de grasa en el hígado; que por cierto, teniendo en cuenta que el azúcar es solo 50% fructosa ya podéis hacer matemáticas con el MyFitnessPal para ver cuantos Phoskitos se tendría que comer de una tacada.

Por si no fuera poco, aparte de estudios en los que no voy a entrar porque son muy densos para esto hay una review en la que se analizaron un montón de estudio y datos recopilados a lo largo del tiempo para sacar unas meta-conclusiones basadas en evidencia literaria y las conclusiones básicamente fueron que no se apreciaba ningún efecto negativo ni en el colesterol ni en la gasa acumulada.


CONCLUSIONES

A no ser que metáis más de 130 gramos de fructosa diarios (fructosa, que eso en galletas de chocolate igual se traduce en medio kilo) no hay motivo para pensar que algo malo os puede pasar.
Comeros el chocolate tan agusto como me comeré yo el perolo mítico de cereales el fin de semana mientras acaricio un gato persa y a través de mi ojo sin parche miro por la ventana mientras pienso en cuanto peso he perdido esa semana y que ricos que están con colacao.

Vuestro querido escritor,

Jabba the Hutt

El verano, es la época del año que mayor cantidad de líquidos perdemos a través de la respiración, la orina o el sudor, por lo que es fundamental reponerlos constantemente ingiriendo mayor cantidad de líquidos e incluyendo en la dieta alimentos ricos en agua como la sandia, tomate, pepino o la piña.

Más del 60% del peso de un hombre  o mujer adulta es agua, por tanto, ingerir la cantidad adecuada de líquido diario es importantísimo. Los expertos recomiendan beber en torno a dos litros y medio de agua cada día para mantener hidratado el organismo. Es importante matizar que cada individuo tiene unas necesidades específicas de hidratación en función de diferentes factores como el sexo, la edad, el nivel de actividad física, el metabolismo y las condiciones ambientales. Estas necesidades tienden a incrementarse en ciertos grupos de población como los ancianos, los niños o los deportistas.

La mayor parte de las veces, la sensación de sed es la que nos empuja a ingerir líquidos pero los especialistas advierten que no es aconsejable esperar a tener sed para beber, si no que es preferible ir ingiriendo líquidos de forma paulatina.

 

Importancia de una correcta hidratación en verano.

Hidratación correcta en verano.

 

Para mantener una correcta hidratación:

– Es recomendable beber agua templada o ligeramente fría tras haber hecho ejercicio físico intenso, pues el agua excesivamente fría podría causarte una hidrocución (popularmente conocido como corte de digestión).

– Bebe entre dos y tres litros de líquido repartidos a lo largo del día. Puedes combinar el agua con otros tipos de líquido: zumos, batidos, refrescos, infusiones, café… de este modo, te resultará más fácil cumplir con el objetivo.

– Es importante que no pases mucho tiempo sin beber, sobre todo si estas expuesto al sol o haciendo deporte.

– Evita salir en las horas de máximo calor. De doce a cuatro lo mejor es permanecer a la sombra, o en lugares frescos y ventilados; puedes aprovechar para relajarte un poco y dormir la siesta, una costumbre muy saludable.

-Al practicar deporte aumenta la ingesta de líquidos.

– Evita tomar bebidas con contenido alcohólico ya que el alcohol tiene un efecto deshidratante. La cerveza puedes tomarla sin alcohol, aunque sería mejor evitarla por su alto nivel calórico. La sangría y el ‘tinto de verano’ puedes rebajarlos añadiéndoles bastante hielo.

Además de saciar la sed, una buena hidratación reporta gran cantidad de beneficios:

– Los órganos de nuestro cuerpo funcionan mejor si estas correctamente hidratados.

– Ayuda a mantener una óptima temperatura corporal.

– Se orina frecuentemente, favoreciendo la eliminación de toxinas.

– Favorece la motilidad intestinal, previniendo el estreñimiento.

– La sangre se encuentra más diluida, y los nutrientes se distribuyen mejor por el organismo.

– La piel mejora su aspecto y lozanía.

– Actúa en las articulaciones como lubricante para los cartílagos y los ligamentos.

Pues bien, ahora ya sabes todo lo que tenías que saber así que… ¡Manos a la obra!